Yamaha_XS650-cafe-racer

10 Pasos para construir una Cafe Racer

LA PRIMERA característica para construir o modificar una Cafe Racer, puede llevar a polémica, ya que hay tantos gustos como opiniones diferentes sobre como es una Cafe Racer, pero para no tocar mucho la fibra de los puristas, hablaré de los conceptos en general y se pueden emplear para diseñar cualquier tipo de motocicleta.

Hoy me voy a centrar en el lado del iniciado , que busca hacer una modificación en un corto plazo de tiempo y a un precio módico, pero al principio hay que ir muy despacio, y no saltarnos ningún paso para no tener que abandonar el proyecto a mitad por falta de piezas específicas o de presupuesto.

honda-cb750-marilyn-cafe-racer

Comenzamos con los 12 PASOS PARA CONSTRUIR UNA CAFE RACER

1- Elige tu «arma»

Las motocicletas más asequibles para personalizar son las motos que están pasadas de moda, las que olvidó el tiempo y el estilo, muchas son japonesas, que posiblemente sean las más asequibles y accesibles. Eso significa las Honda CB, en las cilindradas 350, 360, 500, 550 y 750. Yamaha tiene la serie XS, en 360, 400 o 650 cc. Olvídate del XS500 o TX500, a menos que tengas mucho tiempo y dinero. Luego están los SR400 y SR500, e incluso los Viragos ahora están recibiendo mucha atención. De Kawasaki, puedes elegir una Z de cualquier tamaño. Pero fue Suzuki quien produjo algunos de los mejores motores de cuatro cilindros en línea refrigerados por aire, como el GS750 / 1000s, por esto es por qué casi no ves a la venta en estos días. Y como no, las BMW de la serie R75, R90 y R100

cafe-racer-cafe-noir

2- Conoce los problemas.

Es probable que todas estos modelos tengan los mismos problemas, porque todas fueron fabricadas hace al menos 30 a 40 años. Estamos hablando de los años 70, cuando las motos estaban ganando potencia a cada modelo nuevo, pero la conducción se estaba quedando atrás. Así que adaptarla a la legislación actual hay que estudiar bien las posibilidades de los diferentes modelos, para que nos nos suponga un sobre costo y nos toque abandonar el proyecto.Siempre es una buena idea elegir una moto que tenga una disponibilidad de piezas decente, además de una amplia selección de productos del mercado de accesorios. Poner mucho esfuerzo en un proyecto para la que ni siquiera puedas comprar una junta de culata es el comienzo de un viaje frustrante.

3- Crea un plan.

Para esto necesitarás algunas cosas. Empezando por reunir conocimientos e información, que hoy en día es muy fácil, sobre el modelo elegido. Una vez tenemos esto, hay que calcular el presupuesto, ver si se adapta al que disponemos y por último a quien puedes preguntar o quien te puede ayudar en el caso de dudas.Por la parte del motor / rendimiento, deberás profundizar un poco más en el estudio: las imágenes solo te muestran las modificaciones externas. Notarás filtros de aire, carburadores, escapes más grandes y mejores, y quizás algún tipo de radiador de aceite adicional. Para obtener una idea de las modificaciones internas, deberás leer artículos de revistas antiguas que tienen consejos relacionados con tu moto, o que te echen una mano en el taller de confianza. Además tendrás que bucear un poco y buscar esas piezas que ya no se fabrican o son exclusivas, en swapmeets o en eBay. Otra forma de recopilar conocimientos sobre los modelos más antiguos es asistir a una o dos concentraciones de motos antiguas. E intentar recabar toda la información posible de sus actuales dueños.

Ten en cuenta siempre que todas las modificaciones que se hagan tienen que estar abaladas por el organismo correspondiente. En España, por ejemplo, tienen que pasar por industria para su homologación y luego por la inspección técnica de vehículos (ITV), para que nos dejen circular sin problemas.

4- Ponte a trabajar.

Todas las motos como las Honda CB, las series Yamaha XS y SR y Kawasaki Zs se pueden mejorar con un grupo estándar de actualizaciones, comenzando por el chasis y el basculante. Con el cambio de rodamientos, sindeblocks y demás ganaremos es fiabilidad y seguridad.

5- Gastar en suspensión.

Es una parte muy importante en nuestra seguridad, que al igual que los frenos no hay que escatimar unos euros. Sustituir los originales por unos amortiguadores de Öhlins, Racetech, Works Performance, Hagon o Progressive Suspension puede ser una mejorar tanto visualmente como en conducción. Ojo con las modificaciones del punto de gravedad, que nos puede llevar algún que otro dolor de cabeza, sobre todo en curva.

6- Actualiza Frenos

Otra de las piezas que no hay que obviar, si los originales están bien los podemos mantener tan solo con un cambio de líquido y pastillas. Si en cambio están muy dañados o simplemente le queremos dar más seguridad, quizás una buena opción es aumentar el tamaño de los discos o si la llanta lo admite, añadirle uno disco más con sus respectivas pinzas.

virago-xv750-crss-9-cafe-racer

7- Neumáticos

Muchas de las motocicletas de la época de los 70, casi todas, excepto las del rango inferior a 450cc, venían con ruedas delanteras de 19″. Estos combinaron una llanta de acero con un gran diámetro y, en general, un ángulo de dirección mucho más «relajado». Esto aumenta el efecto giroscópico y te deja con una motocicleta reacia a tumbar o girar en una esquina. Por lo que es aconsejable cambiar el diámetro a un tamaño de 18″, que es un tamaño mas estandarizado.

8- Añadir ligereza.

Tanto si has elegido una cilindrada pequeña como grande, el aligerar el conjunto puede llegar a favorecer el manejo en carreteras sinuosas. Podemos prescindir de guardabarros o ajustar su tamaño, el manillar y sus elementos lo podemos reducir a la mínima expresión condensando los interruptores en una centralita Motogadget. Incluso cambiando la iluminación a led. Todo esto nos ahorrará metros de cables innecesarios y estéticamente lo agradeceremos. Y como no, el cambio de asiento que es el toque racer por antonomasia.

honda-cx500-cafe-racer

9- Reconstrucción del motor

No podemos olvidarnos de el, sobre todo si ha llevado una larga y sacrificada vida. Estos motores han sido bastante fiables a lo largo de su historia. En el cas de encontrarnos con una moto que no esté muy machacada, posiblemente con una restauración de carburadores, la instalación de unos filtros nuevos, una limpieza de motor y unas bujías nuevas podemos salvar la situación. Pero si tenemos la mala suerte que le han dado una mala vida tendremos que emplearnos a fondo para restaurarlo.

rsv-1000-cafe-racer

10- Armarse de paciencia.

Esta es la parte más importante de nuestro proyecto, el no querer correr más que nuestra moto. Las prisas son malas consejeras. Por muchas ganas que tengamos por terminar nuestro sueño, no hay que saltarse pasos, ya que podemos llegar desandar más que lo que hemos andado.

Así que si te aventuras a construir tu Cafe Racer, armate de valor , e ilusionate constantemente, ya que es una carrera de fondo. Pero merece mucho la pena la satisfacción y el orgullo que te produce cuando tienes tu proyecto completado y la puedes mostrar al mundo. AH!!! Y bienvenido al mundo CAFE RACER-!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: